La historia de las guitarras Squier Stratocaster y Telecaster

La historia de las guitarras Squier Stratocaster y Telecaster
Comparte este artículo en

Por Martín Olmos

Historia de Squier, nacida para combatir copias, hoy una de las marcas de guitarras más vendidas en el mundo, incluso que Fender.

Historia: los inicios de Squier

Squier es reconocida mundialmente por todo aficionado a los instrumentos musicales como una marca subsidiaria Fender. Pero para conocer los orígenes de esta tan controvertida “segunda línea” de la reconocida marca, debemos adentrarnos en el tiempo, hasta mediados del siglo XIX.

Jerome Bonaparte Squier fue un inmigrante inglés y reconocido Luthier que trabajaba junto con a hijo, Víctor Carroll Squier, en su taller situado en la ciudad de Boston, Estados Unidos. Allí, no solo reparaban, sino además construían violines. Sus violines eran muy reconocidos y a menudo llamados «los Stradivarius americanos».

Violines Jerome B. Squier (JB Squier).

Squier, fábrica de cuerdas para instrumentos musicales

Cuando ya corría el año 1890, Victor, hijo de Jerome, decide separarse de su padre abriendo su propia tienda en la ciudad Michigan, Estados Unidos. Una vez establecido, comienza a su vez la fabricación de cuerdas para violines, banjos y guitarras. Las cuales llevaban el ya reconocido apellido Squier. Su negocio creció rápidamente, y pasó de la fabricación manual a la industrialización. Para ello convirtió una máquina de coser a pedal en una bobinadora de cuerdas. Así, logró producir 1.000 cuerdas diarias de buena calidad a un precio razonable. Esto le permitió hacerse popular a lo largo de todo Estados Unidos.

Ya entrada la década del 50 del siglo XX, cuando la Fender Electric Instruments empieza la producción de las novedosas guitarras eléctricas, VC Squier le abastecía de cuerdas. En 1963, VC Squier Company se convierte en proveedor oficial de cuerdas para sus instrumentos Fender, las cuales se comercializaban la denominación de Squier.

Fender adquiere VC Squier Company

Llegado el año 1965, VC Squier Company, es comprada por Fender en una decisión comercial muy acertada. Vale destacar, que a esta altura la empresa solo se dedicaba exclusivamente a la fabricación de cuerdas. Producto de esta fusión al gigante de las guitarras, parte de su personal pasa a una nueva fábrica de cuerdas de bajo fundada un año antes, GHS.

Cuerdas VC Squier "Esquier String" para Electric Spanish Guitar.

En ese mismo año, 1965, Leo Fender vende la empresa a CBS.

A mediados de la década del 70’s, la marca Squier es retirada del mercado y las cuerdas empiezan a comercializarse como Fender.

Luego, de varios años de caída de ventas, en 1981, el nuevo dueño de Fender incorpora tres ejecutivos para revertir la situación de la empresa. Ellos eran John McLaren, William “Bill” Schultz y Dan Smith, con una experiencia ya comprobada en el rubro por su trabajo con Yamaha Musical Instruments en Estados Unidos.

Recordaba Dan Smith, que una de las primeras cosas que hizo para empezar a comprender el porqué de las alicaídas ventas, fue “escuchar las quejas de los usuarios”. Y una de ellas era la gran diferencia que existía en los contornos de los cuerpos de las guitarras que se apilaban en la fábrica. Sin embargo, en esa época de descuidos, que respondían más que todo a la idea de concebir modelos más accesibles para incrementar las ventas, estas se incrementaron, logrando su objetivo básico.

Guerra contra las imitaciones japonesas

El mercado estaba plagado de descaradas copias y en algunos casos clones de Fender vintage de origen japonés. Algunas imitaciones japonesas eran de muy buena calidad con bajo precio.

Es así, que dentro de las vastas estrategias para revitalizar la marca estaba la de combatir las imitaciones o “las falsificaciones” provenientes de Japón. Entre las fábricas imitadoras de instrumentos estaba Tokai, uno de los mayores y mejores «copiadores». No solo copiaba los productos Fender, también modelos de Gibson.

Publicación contra las imitaciones japonesas Tokai.

A pesar de que el objetivo era competir a las copias de menor precio en el rentable mercado nipón, Japón tendrá un protagonismo más que fundamental en la historia de Fender, y claro, de Squier. En el país del sol naciente, nacerían las primeras estrategias comerciales y de marketing a través de “segundas marcas”.

Entonces el dilema era, cómo crear un producto competitivo sin perder calidad. Así es que todas las miradas de los directivos de Fender se posaron en Japón.

Japón contaba con un excelente nivel de fabricantes. Las mismas imitaciones resultaban de excelente calidad y significaban una competencia seria para las Fender americanas.

En una entrevista realizada en 1978, Paul Stanley, uno de los míticos miembros de Kiss. Contaba sobre su reciente visita a las instalaciones de Ibanez en Japón. Destacando el increíble nivel de profesionalismo y terminación que tenían los instrumentos allí fabricados. Vale mencionar, que Ibanez fabricaba un modelo signature para Paul Stanley.

Fender desembarca en Japón

En marzo de 1982, CBS establece su operación en Japón. Así, se funda Fender Japan, Ltd., una alianza entre Fender Musical Instruments Corporation, Yamano Music Instrument y Kanda Shoki.

Catálogo de Fender Japón Stratocaster '57 Vintage.

En mayo de 1982, Fender Japón ya contaba con seis modelos de guitarra y bajo tipo vintage: Stratocaster ’57 y ’62, Telecaster ’52, Precision Bass® ’57 y ’62 y finalmente Jazz Bass® ’62.

Inicialmente la comercialización de las guitarras hechas por esta alianza fue en el mercado Japones. Pero pronto, dada la excelente calidad de las guitarras y su bajo coste, y la avalancha de imitaciones japonesas que inundaban el mercado europeo, Fender también exporta las guitarras a Europa. Para ello, utiliza una nueva marca, y así nace la historia de las guitarras Squier.

Catálogo de Fender Japón Stratocaster '62 Vintage.

Fender reflota la marca Squier

Para competir con las imitaciones niponas en el viejo continente, Fender exporta sus guitarras japonesas bajo la serie Squier. La primera serie es conocida como Squier JV, por Japanese Vintage.

Publicidad de guitarras Squier 1983-1984.

Así, mientras las Fender Japón son de exclusiva distribución en el país nipón, prácticamente esas mismas guitarras, bajo la serie Squier, son comercializadas en el mercado europeo.

Esta es la razón porque las Squier de comienzos de los 80’s, las JV, son tan preciadas. Estas primeras Squier, en realidad, no son otra cosa más que unas Fender Japón con mínimos cambios. Un pequeño logotipo de Squier Series en el cabezal donde normalmente aparecía la calcomanía Original Contour Body, y un bloque de trémolo de zinc más barato en lugar del habitual de acero. Incluso, músicos de la talla de George Harrison, John Mayall, Steve Rothery y Yngwie Malmsteen entre otros, las han tocado.

Clavijero Fender Squier Series Stratocaster Japón, conocidas como Squier JV.

Las Fender Squier JV se fabricaron entre 1982 y 1984. Primero con Decal Fender con Squier Series en el año 1982. Luego, a partir de 1983 y una baja en la calidad de las guitarras, si bien continuaba siendo alta, Fender decide cambiar el decal grande Squier y separado el by Fender. Luego, en 1985, con los nuevos modelos entry level aparecen las actualmente conocidas Squier by Fender, convirtiéndose así, definitivamente en una segunda marca barata. El resto es ya historia conocida de Squier.

Clavijero de Squier JV de 1983 y 1984.

¿Cómo nacen las guitarras Squier?

La aparición de las guitarras Squier fue una cuestión fortuita, o mejor dicho de improvisación. Dada la falta de previsión para registrar una “nueva marca” para esta serie, y evitar toda la burocracia de preparar y registrarla, se decide utilizar la marca Squier, dado que Fender ya poseía sus derechos. De esta forma, se ponía a la venta un instrumento de menor valor, prácticamente la mitad que una Fender americana, pero igualmente de una calidad muy buena. Así, quien no podía o quería pagar lo que costaba una Fender, podía comprar una guitarra barata de calidad sin necesidad de comprar una copia, dado que contaba con el respaldo de la compañía fundada en Fullerton, California.

Así, en 1983, Fender empieza a comercializar guitarras Squier en Estados Unidos, ofreciendo así al mercado una «copia oficial» a precios baratos.

Publicidad de guitarras Squier 1985.

Fender Japón en el mercado estadounidense

Sin embargo, todas estas estrategias para revertir la situación financiera de Fender no lograron impedir una nueva crisis en el año 1984. Así, CBS pone en venta Fender. Un consorcio formado por empleados y su actual presidente, William Schultz, compra la compañía.

Llamativamente, no se incluyó en la venta la planta Fullerton, lo que obligó, irónicamente, a que gran parte de los instrumentos fabricados durante el año 1985, provinieran de la fábrica situada en Japón, mientras que Fender preparaba su nueva planta. La nueva fábrica de Fender es la actual de Corona, ubicada a pocos kilómetros de Fullerton, en California.

Fender Stratocaster ST62 Japón.

Evolución de las guitarras Squier

Con los años, Fender amplió su listado de productos, desde series mucho más costosas como las Custom Shop, American Vintage, Deluxe, entre otras, hasta modelos más económicos, como las líneas México o American Special. Squier quedó reservada para las gamas entry-level, es decir, para guitarras para principiantes.

Sin embargo, el éxito de Squier le permitió incorporar nuevas series y modelos de mayor calidad como las excelentes series Classic Vibe o Deluxe, las cuales se acercan mucho al nivel de las gamas bajas de Fender. De esta manera, hoy, Squier ya no es más una opción para principiantes, sino para guitarristas de cualquier nivel que buscan una alternativa barata a las Fender americanas.

Actualidad de Squier

La sorprendente historia de Squier nos muestra que de una idea inicial impulsada para solo competir con las copias provenientes del país del sol naciente, la marca logró superar con creces aquella estrategia surgida casi en la última reunión de directorio de CBS en Fender.

Squier Paranormal: su versión de la Serie Fender Parallel Universe.
Squier Paranormal: su versión de la Serie Fender Parallel Universe

Hoy Squier ocupa un lugar privilegiado entre las todas marcas de guitarras, siendo una opción algo más que competitiva y una de las marcas más vendidas del mundo. No solo para el guitarrista principiante, sino también para el músico amateur o profesional.


Puedes compartir opiniones o también charlar sobre esto y más con otros músicos en la sección de comentarios.

También síguenos en nuestro Instagram @guitarriego o Facebook.  

Artículo relacionado: Fender vs Squier Stratocaster: diferencias y características


Comparte este artículo en

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *