El rock en tiempos de COVID-19, ¿resistir o desaparecer?

El rock en tiempos de COVID-19, ¿resistir o desaparecer?
Comparte este artículo en

Por Martín Olmos

La pandemia del coronavirus o COVID-19 pone en jaque, no solo al Rock sino a toda la industria de la música y el entretenimiento en una crisis extrema.


La pandemia, el aislamiento y la industria del espectáculo

La pandemia del Coronavirus o COVID-19 y el aislamiento social, obligó a la suspensión de todo tipo de espectáculo de asistencia pública, incluyendo los recitales de Rock. Fueron cancelados en casi todo el mundo las giras, presentaciones y eventos musicales, sin fecha cierta aún de reprogramación. Y solo los más conservadores se animan a predecir que este ya es un año perdido.

En tiempos en que la mayor parte de los ingresos de un músico están representados por las giras. Esto es casi una carta de defunción, si no para las empresas y todo aquel que sostiene o permite que un espectáculo de este tipo pueda llevarse a cabo. Entiéndase por esto, iluminadores, sonidistas, coreógrafos, músicos, managers, teatros, estadios, productoras, transportistas, etc., etc.

Las pequeñas empresas, o aquellas que no tengan una “espalda financiera”, van a desaparecer. Con los músicos pasa lo mismo. Aquellos de dilatada carrera, quizás ya acostumbrados a los vaivenes en las listas de los charts, no tanto. Pero ¿aquellos no tan conocidos, ni masivos?, ¿esos que su subsistencia depende del dinero que ganan en el día a día, tocando en un bar o pub, o tocando para otra persona?

Chris Martin, cantante y líder de Coldplay dando un recital en Instagram en medio de la pandemia de Covid-19 que afecta a la industria del Rock.
Chris Martin, cantante y líder de Coldplay dando un recital en Instagram


Las redes sociales protagonistas en tiempos de cuarentena

Las mayorías de las bandas y solistas apelaron a una herramienta ya conocida. Transmitir un concierto por alguna plataforma social vía streaming, como la plataforma de Facebook o Instagram. Lo que les permite mantener el contacto con sus fans y seguidores. Una especie de acto solidario con el público.

Los demás, menos populares, implementan en colaboración con otros músicos, también una suerte de entretenimiento para sumar seguidores a sus filas, y aprovechar su cuarentena para difundir su arte. Sin embargo, esto no es más que un intento de mantener aún viva la llama del entretenimiento. Quizás ahora y más que nunca es valedera la famosa frase de Charles Asnavour “El Show debe continuar”.


Puedes compartir opiniones o charlar sobre esto y más con otros músicos en nuestro foro: https://guitarriego.com/foro/

También síguenos en Instagram @guitarriego o Facebook: https://m.facebook.com/guitarriego/


Comparte este artículo en

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *