El negocio de la música y las nuevas herramientas del marketing

El negocio de la música y las nuevas herramientas del marketing
Comparte este artículo en

Por Martín Olmos

Las nuevas herramientas del marketing digital cambiaron una vez más la forma en que un negocio multimillonario se adapta.


Los endorsers, una de las primeras herramientas del marketing

Desde fines del siglo XIX (o comienzos del siglo pasado), los fabricantes de instrumentos vieron una oportunidad de incrementar sus ventas al colgar alguno de sus productos en los hombros, de algún instrumentista que destacaba entre las muchas bandas que recorrían el circuito conformado por bares y pequeños teatros.

Con la llegada de los primeros fonógrafos, se dio comienzo a la era de las grabaciones y su posterior comercialización. De ahí en más, la historia es conocida por todos. La industria de la música era lo más similar a una empresa de marketing. Todos eran potenciales productos que debían venderse.


El streaming y los beneficios de ya pertenecer

El mercado de la música siempre estuvo concentrado en grandes corporaciones que no dejaban lugar al crecimiento o la consolidación de pequeñas empresas, productores independientes, o músicos que se auto gestionan.

El streaming, y todas las plataformas digitales, pareció que permitiría una apertura a una competencia más abierta. Sin embargo, nada cambió. El dinero y el poder que esté representa, siguió de la mano de las grandes discográficas, como Warner, Sony o Universal.

Los números mandan aún en el universo virtual. La autogestión puede tomar años y quizás décadas para permitir que una banda abandone el Under. Y esto no ha cambiado ni aún en los tiempos del streaming.

Plataformas digitales cumplen un rol fundamental en las nuevas herramientas de marketing para el negocio de la música.
Plataformas digitales, nuevas herramientas de marketing

Internet es un negocio más, y como todo aquel que se presta, hay dos caminos para llegar a la popularidad, el lento, no monetizado, y el corto.

Sabemos bien que a su vez si el producto no es bueno, no importa cuán agresiva sea la campaña no existirán los resultados. Pero eso lo dejaremos para otro debate.


Nuevas estrategias: las ventas de instrumentos online

Hoy en día, quien no se adapta a los cambios sucumbe. En otro orden, para cualquier distribuidor o casa de música, cada vez más un porcentaje mayor de sus ingresos está representado por las ventas online de instrumentos. Algo impensado hace un tiempo, donde la duda era si aquello intangible sería una opción superadora.

La flexibilidad que aportó el mercado, y la posibilidad inmediata de la devolución de nuestro dinero si el producto no era lo esperado, va derribando estos prejuicios. A su vez, cada vez más, las estrategias de ventas nos permiten escuchar y ver ese producto desde ángulos impensados para el comprador aficionado.


Los Music Tester

Otro canal es el de los llamados “Music Testers”. Músicos aficionados o de profesión, que prueban productos para su audiencia o “seguidores” como les gusta llamarlos ahora.

En coincidencia con lo que comentábamos más arriba, es una herramienta más para que un producto logre su venta o su inserción en el mercado. Cuantas más visitas tenga un test o demostración, más dinero arrojará a su cuenta el músico. Y hasta quizás logre que alguna renombrada empresa lo sume a sus filas para que represente y pruebe en forma oficial sus productos.

Andy de ProGuitarShop.com haciendo el demo o test del pedal Archer.
Music Tester: Andy de ProGuitarShop.com haciendo

Pero esto no es algo sencillo. Como en el negocio de los artistas, no alcanza solo con tocar y sonar bien. Acá el marketing también abre su juego. Las empresas salen a buscar a quien pruebe sus productos con una lista de valores y principios que se deben reunir. Imagen, sonoridad, conocimiento, trayectoria y credibilidad.

Si, aún vale aún en estos tiempos “creer” a quien nos dice “esta es la mejor guitarra que tuve en mis manos”. Y esto no es un Político que nos pide que lo votemos o intentamos creerle.

La credibilidad pasa también por el producto que nos ofrece. Por eso es un mercado para pocos, ganarse la confianza del público hace la diferencia en las miles de visitas que podríamos tener o no.


Un mercado solo para los que se adaptaron a los cambios

El mercado de la música es y será amplio. Quizás, ahora más que nunca, más herramientas, más jugadores. Antes era la venta de discos, ahora son la cantidad de reproducciones. Antes había que ir hasta una tienda, ahora solo es cuestión de sentarse frente a la pantalla del celular, tablet o computadora.

Sigue siendo un mercado cerrado y para pocos. Aquellos que no supieron capitalizar sus inicios y hacerse un lugar en los espacios que dejaron las grandes compañías, difícilmente lo logren ahora.


Puedes compartir opiniones o charlar sobre esto y más con otros músicos en nuestro foro: https://guitarriego.com/foro/

También síguenos en Instagram @guitarriego o Facebook: https://m.facebook.com/guitarriego/


Comparte este artículo en

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *