Boss DS-1: El punto de partida de los pedales de Distorsión.

Boss DS-1: El punto de partida de los pedales de Distorsión.
Comparte este artículo en

Por Martín Olmos

Boss DS-1 es el primer pedal de distorsión de la marca y sigue siendo un ícono de los pedales de efectos. Revisamos su historia y por qué se ganó el puesto de pedal clásico.

Historia del Boss DS-1, un ícono de los pedales de efectos

El Boss DS-1 nace en el año 1978, siendo el séptimo efecto para guitarras que lanza el fabricante japones desde sus inicios en 1973 y el primero de distorsión.

Antes de su aparición, la mayoría de los pedales de distorsión eran ruidosos con audio poco definido cuando se le daba mucha ganancia. Boss, con el circuito del DS-1 logra una saturación de alta ganancia y rica en armónicos. También, el pedal conserva las características únicas de la guitarra. Los estilos de hard rock, metal y punk comenzaron a florecer en los años 70’s y 80’s, y el tono del DS-1 tuvo una influencia enorme en estos géneros. 

Aun hoy, esa tendencia se mantiene, y es la opción de muchos guitarristas, haciendo del sonido del Boss DS-1, un clásico.

A través de los años, se transformó en un absoluto ícono entre los pedales de efectos para guitarras, más allá de ser una emulación de la distorsión natural de un amplificador a válvulas.

Diseño simple y robusto

De diseño compacto y robusto, su diseño resistió con creces el paso del tiempo. Siendo sus únicos cambios casi imperceptibles. Sólo cambiaron el resorte, el tornillo que la sostiene la tapa y el grosor de la serigrafía sobre el frente.

Después de 42 años, el Boss DS-1 se convirtió en el pedal más vendido de todos los tiempos de su fabricante. Y aun hoy, sigue figurando en las listas de los pedales más vendidos en cualquiera de las más grandes tiendas de venta on line como Amazon y eBay.

Su simpleza pasa también por contar con solo tres selectores. Uno para el tono, otro para el volumen y finalmente el último para el nivel de ganancia o distorsión. ¿Si al fin y al cabo buscamos solo una «Distortion» por qué hubiera Boss de llenarnos de perillas?

Además, si a través de los años fue un éxito sostenido, ¿por qué deberían de cambiarlo? Obviamente la gente de Boss prefirió mantener el criterio que todo manual de marketing dicta. Solo se limitó a lanzar, más adelante, una versión “mejorada”, el Boss DS-2 o una nueva edición del DS-1 denominada Boss DS-1x.

Uso del DS-1: video con 5 Tips

Boss DS-1, la vigencia de un clásico

En tiempos donde la tecnología nos abruma, que un pedal de efecto con más de 40 años de historia siga estando vigente como las guitarras más icónicas, significa algo. Grandes guitarristas como Kurt Cobain, John Frusciante, Gary Moore, Robert Smith, Joe Satriani, Calvin Harris, Paul Banks y Steve Vai, lo lucieron o lucen en sus pedaleras.

Resistido por los puristas del sonido, pero no por el público, que al fin y al cabo es el que tiene la última palabra, el Boss DS-1 forma parte de uno de los pedales de efecto para guitarras más icónico de todos los tiempos.

Precio del Boss DS-1

Manteniendo un valor promedio de USD 50, sigue siendo accesible hasta para el guitarrista más amateur.

Cuéntanos tu opinión sobre el pedal de distorsión Boss DS-1 abajo en la sección de comentarios.

También síguenos en Instagram o Facebook.

Artículos relacionados: Los mejores plug-ins de pedales de efectos de guitarra gratis.


Comparte este artículo en

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *